General

Prescipciones, responsabilidades y registro de la legionela

Son los titulares de las instalaciones los últimos responsables del cumplimiento de lo dispuesto en el Real Decreto, y de llevar a cabo los programas de mantenimiento periódico contratando el servicio denominado a empresas eutorizadas.

Con el fin de que no representen un riesgo para la salud pública, la contratación de un servicio de mantenimiento externo no exime al titular de la instalación de su responsabilidad.

En el artículo 5 se define que los titulares de las instalaciones deberán disponer de un registro de las operaciones de mantenimiento. El titular podrá delegar la gestión de este registro en personas físicas o jurídicas,
designadas al efecto, que realizarán las siguientes anotaciones:

  • Fecha de realización de las tareas de revisión, limpieza y desinfección. Protocolo seguido, productos utilizados, dosis y tiempo de actuación.
  • Fecha de realización de cualquier otra operación de mantenimiento. Especificación de las mismas, así como cualquier tipo de incidencia y medidas adoptadas.
  • Fecha y resultados analíticos de los diferentes análisis del agua.
  • Firmas del responsable técnico de las tareas realizadas y del responsable de la instalación.

El registro de mantenimiento estará siempre a disposición de las autoridades sanitarias responsables de la inspección de las instalaciones.

Medidas preventivas generales

Como ya mencionamos en varias partes de esta web la prevención y los protocolos mínimos se fijan en el artículo 6 y se basan en la eliminación, o reducción, de zonas sucias mediante un buen diseño. Está clarísimo que la prevención empieza en el diseño, mejor dicho en el buen diseño de la instalación.

Al empezar con un buen diseño y una buena ejecución según los planos del ingeniero todo puede ir viento en popa. Un buen mantenimiento de las instalaciones, y evitar las condiciones que favorecen la supervivencia y multiplicación de la bacteria, mediante el control de la temperatura del agua y la desinfección continua de la misma.

Indicar que las instalaciones se adecuarán a las reglamentaciones correspondientes; con carácter complementario se tendrá en cuenta lo establecido en la norma UNE 100.030 IN.

Asimismo se indica que “La utilización de agua que no proceda de una red de distribución pública o privada requerirá la preceptiva concesión administrativa de aprovechamiento del recurso, emitida por la autoridad
competente en materia de gestión del dominio público hidráulico”.

Todos los vertidos procedentes de cualquier limpieza y desinfección deberán cumplir la legislación medioambiental vigente.

Comparte esta historia

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar