General

La enfermedad

Legionella definición. Se conoce con este nombre y auna al grupo de bacterias conocidas como Gram negativas, con forma de bacilo.

¿Qué es la enfermedad de los legionarios?

La enfermedad del legionario es una forma grave, a menudo letal, de neumonía. Es causada por la bacteria Legionella pneumophila encontrada tanto en sistemas de agua potable como no potable. Cada año, se estima que entre 10,000 y 18,000 personas están infectadas con la bacteria Legionella en los Estados Unidos.

No es raro que los pacientes con enfermedad de los legionarios sean admitidos en la unidad de cuidados intensivos. Algunos sufrirán deterioro de la calidad de vida relacionada con la salud a largo plazo.

Un estudio de sobrevivientes de brotes mostró persistencia de fatiga (75%), síntomas neurológicos (66%) y síntomas neuromusculares (63%) en meses después de un brote. Consulte Comparta su historia para obtener una explicación de primera mano sobre la gravedad de esta enfermedad.

La sintomatología de la legionelosis es similar a la del coronavirus: fiebre, dolores musculares y dificultad para respirar

¿Qué es la enfermedad de los legionarios?

La enfermedad del legionario, o legionelosis, es una infección grave causada por especies de Legionella , principalmente L. pneumophila . De hecho, L. pneumophila es responsable del 90% de las infecciones. La enfermedad generalmente se presenta como neumonía y los síntomas pueden incluir fiebre alta, escalofríos, tos, dolores musculares, dolores de cabeza y diarrea.

Síntomas

El período de incubación de la enfermedad del legionario es de dos a diez días; este es el tiempo que transcurre antes de que aparezcan los síntomas de la enfermedad después de haber estado expuestos a la bacteria.

Durante varios días, el paciente puede sentirse cansado y débil. La mayoría de los pacientes que ingresan en el hospital desarrollan fiebre alta, a menudo mayor de 39.5 ° C (103 ° F). Una tos puede ser el primer signo de una infección pulmonar.

La tos puede ser lo suficientemente grave como para causar la producción de esputo (mucosidad escupida). Los síntomas estomacales gastrointestinales son comunes, siendo la diarrea el síntoma más característico. Muchos pacientes tienen náuseas, vómitos y malestar estomacal. Otros síntomas comunes incluyen dolores de cabeza, dolores musculares, dolor de pecho y dificultad para respirar.

¿Cómo se diagnostica?

Las pruebas de laboratorio especializadas son necesarias y, lamentablemente, pueden no estar disponibles en muchos hospitales. Estos incluyen cultura en medios especializados de Legionella . Los medios de cultivo proporcionan nutrientes para la bacteria. Cuando el esputo de los pacientes se coloca en los medios de cultivo, la bacteria crece en el medio y puede identificarse. Otras pruebas incluyen anticuerpos fluorescentes directos (DFA) en los que la bacteria puede teñirse y hacerse visible bajo un microscopio de fluorescencia. La prueba de anticuerpos es una prueba de sangre en la que los anticuerpos que son reactivos contra la Legionella están presentes en el cuerpo humano y muestran que el paciente ha entrado en contacto con la bacteria anteriormente. El antígeno urinario es una prueba que detecta Legionella en la orina.

¿Es Contagiosa?

La enfermedad de los legionarios no es contagiosa. No se requieren precauciones especiales. La enfermedad se transmite a través del agua potable, no de personas infectadas. (Por lo tanto, difiere del SARS y la gripe donde se deben usar máscaras o mascarillas). Del mismo modo, las mujeres que están embarazadas y sus fetos no tienen nada que temer de los pacientes con la enfermedad de los legionarios.

Legionella, bacteria.

Las bacterias son microorganismos procariotas, presentando estas un tamaño de unos pocos micrómetros, no están formadas ni poseen un núcleo definido, careciendo también, como norma general, orgánulos membranosos internos.

Antiguamente la palabra bacteria incluía bajo su paragüas a todos los procariotas, desde hace no mucho tiempo esto ha cambiado, pasando la taxonomía y la nomenclatura científica a dividirlos en 2 grupos.

Las bacterias son los organismos vivos más abundantes del planeta. Están por todas partes, en todos los hábitats tanto terrestres como acuáticos. Se desarrollan en los entornos más extremos, donde las podemos encontrar en manantiales de aguas calientes y ácidas, increíblemente detectadas en desechos radioactivos.

Está científicamente comprobado que han llegado a sobrevivir en las condiciones extremas del espacio exterior.

Comparte esta historia

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar