General

Instalaciones

¿En qué instalaciones debemos hacer control de legionella?

En algunas ocasiones encontramos instalaciones de agua y refrigeración mal diseñadas, incorrectamente ampliadas, sin mantenimiento o con un mantenimiento inadecuado.

Con estas acciones se favorece el estancamiento del agua y la acumulación de productos nutrientes de la bacteria, como lodos, materia orgánica, materias de corrosión y amebas, formando una biocapa.

La presencia de esta biocapa, junto a una temperatura propicia, explica la multiplicación de Legionella hasta concentraciones infectantes para el ser
humano. Si existe en la instalación un mecanismo productor de aerosoles, es muy probable que la bacteria puede dispersarse al aire.

Las gotas de agua que contienen la bacteria pueden permanecer suspendidas en el aire y penetrar por inhalación en el aparato respiratorio.

El control de Legionella está legislado en nuestro país (España) a través del RD 865/2003. Siguiendo las pautas señaladas en éste, debemos llevar a cabo un completo tratamiento de desinfección y mantenimiento en las instalaciones siguientes:

Instalaciones en edificios, medios de transporte y de procesos.

  • Agua caliente sanitaria
  • Agua fría de consumo
  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos
  • Equipos de enfriamiento evaporativo
  • Centrales humidificadoras industriales
  • Lavadores de aire y otros gases
  • Humidificadores de sistemas de climatización

Instalaciones urbanas

  • Fuestes ornamentales
  • Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano o en campos de golf o deportes
  • Máquinas de asfaltado en vías públicas
  • Máquinas de riego de vías públicas
  • Dispositivos de lavado de cristales de automóviles (limpiaparabrisas)
  • Uso de compost (potting mix-compost)

Instalaciones de uso sanitario/terapéutico

(No incluidas en el objeto ni campo de aplicación de esta norma)
  • Equipos de terapia respiratoria
  • Respiradores
  • Nebulizadores
  • Equipos dentales
  • Bañeras obstétricas para partos
  • Bañeras terapéuticas con agua a presión

Instalaciones recreativas

Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación
  • Spas
  • Jacuzzis
  • Bañeras de hidromasaje
  • Otras

En resumen el abánico de lugares donde se puede reproducir esta bacteria es amplio, tal y como hemos dedicado anteriormente.

Las instalaciones susceptibles de proliferación y dispersión de Legionella, y que han sido identificadas como fuentes de infección , y que complementan a las ya mencionadas son:

  • Los sistemas y condensadores evaporativos.
  • Humectadores, fuentes ornamentales, sistemas de riego por aspersión, sistema de agua contra incendios, sistemas de lavado de vehículos.
  • Centrales humidificadoras industriales y, en general, otros aparatos que acumulen agua y puedan producir aerosoles.

legionella en el agua

La ecología de la bacteria de la Legionella en los sistemas de agua potable da para una web completa sobre el tema.

El hábitat natural de esta bacteria es el agua, se aprovecha de ella, el agua se puede encontrar en todas partes donde haya vida, digamos que podemos hayarla «de manera libre», en lodos acumulados o dentro de ciertos tipos de organismos.

Los problemas para el ser human vienen cuando la bacteria de la legionella pasa de los entornos mencioandos a los sistemas de agua creados por el hombre; de no recibir tratamiento pueden llegar a multiplicarse rápidamente.

Pero ¿Cómo consigue afectar al ser humano, que mecanismos usa? Pues los acabamos de mencionar. La bacteria necesita llegar a nuestros pulmones, una vez que lo ha conseguido actúan nuestro sistema de defensa inmunitario, en concreto los macrófagos.

Estos basureros – limpiadores – desinfectadores del sistema las “ingieren” buscando erradicarlas de nuestro cuerpo.

Ya tenemos el lío montado señoras y señores.

Aquí la legionella actúa igual en nosotros como lo hace dentro de los organismos unicelulares en el agua: se multiplica hasta que los llega a romper.

Acabamos de contemplar el nacimiento en nuestro organismo de una gran problema sanitario, la enfermedad pulmonar conocida como legionelosis.

A partir de aquí la legionellosis se manisfestará en nuestro cuerpo de 2 maneras:

  • Neumonía grave, comunmente conocida como la Enfermedad del Legionario.
  • En su manifestación más leve, que lleva el nombre de Fiebre de Pontiac.

Sus efectos variarán en función de la dosis de la bacteria respirada y del sistema inmune de la persona afectada.

Comparte esta historia

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu correo no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar